Los Queloides

Escarificar la piel para dejar marcas permanentes a modo de tatuaje ha sido la mas nueva tendencia o moda entre los mas abstractos y extrabagantes amantes del piercing y tatoos, sin embargo, no todo lo que brilla es oro, hay escarificaciones que apesar de lo cruel de su procedimiento, dejan un resultado agradable a la vista y tambien a la estetica, como ejemplo esta foto.



Sin embargo cuando la escarificacion es rechazada por el sistema biologico, esto es, celulas reconstructoras de piel trabajando en exceso, los resultados son desastrosos y asqerosos a la vista, ademas de dejar kilometricamente atras lo referente a la belleza y la estetica.

Es aqui cuando se forman enormes y abultadas cicatrices que llegan incluso a impedir la movilidad de algun miembro del cuerpo, estas malformaciones se llaman queloides. Desde el Blog de Inner traigo este dato, que espero sirva para que lo piensen por traen la idea de efectuarse una escarificacion.

AVISO: Esta entrada contiene imágenes desagradables. Si es usted una persona sensible, evite leer el resto de la entrada.

Las escarificaciones decorativas, tan de moda últimamente, entrañan ciertos riesgos. Uno de ellos es la aparición de queloides, que son lesiones de la piel formadas por crecimientos exagerados del tejido cicatricial en el sitio de una lesión cutánea. Estas lesiones pueden ser producidas por incisiones quirúrgicas, heridas traumáticas, sitios de vacunación, quemaduras, varicela, acné o incluso pequeñas lesiones o raspaduras. Los queloides extensos pueden limitar la movilidad de las manos, pies o extremidades, además de causar problemas estéticos [1]. Hay personas que tienen una tendencia hereditaria a formar cicatrices queloides.

Desde BME (www.bmezine.com) nos llegan las imágenes de un varón que tras realizarse unas escarificaciones en el pecho tuvo que quitarse los queloides resultantes. Resulta asombroso ver como esta gente se deja tajar por personas sin formación medica.

escarificacion decorativaescarificacion decorativa produce un queloidequeloidequeloides

17 INTROMICIONES (click para comentar):

Maria Cristina dijo...

oh dios mio qe fuertes imagenes, hay espero que tengas buen inicio de semana y saludos

semv dijo...

AAAUUUUUCH!! Ke horror, si estan fuertes, ya me acordé pq no tengo tatoos.

Un beso mi niño!!.

A.- dijo...

Como siempre digo (mentira, pero aplica para esta ocasión) el que busca encuentra. ¿Qué sentido tiene todo esto? ¡Locuras!

Saludos!

♚Ӄѧӄǿӄɛӄѧ♚ dijo...

no manches!! acabo de comer!!!
bueno ya me ahorraste el esfuerzo de vomitar.. naaaa no es cierto!!!
saludos!!!

P´PITO dijo...

Virgen del Chongo Parado!!!!!! que es eso por Dios...
el fin de semana me clave una espina de una rosa y andaba que me llevaba la fregada ahora me imagino eso na manches
saludos!!!

Nicky dijo...

yo tengo 2 tatoos, es verdad k me dan ganas de otro,pero ya mejor no asi kmo estoy estoy bien aunke eso esta terrible me cae

saluditos

coconita dijo...

pero nosotros felices, por nuestros tatuajes, y nuestros piercings, lo peor de todo es que estamos dispuestos a sufrirlo,jje

★Oyuki ★ dijo...

Hay que feo meda horror que gente tan loca al hacer eso

Mary Lovecraft dijo...

Por lo que puedo observar en las fotografías, el tipo que le quita los queloides al infeliz, no es médico ni nada y tal vez sea el mismo que se los provocó, (se le ven los tatus tras los guantes, va de negro no de con uniforme aseptico y no está en un quirófano, probablemente en la camilla de su cuchitril).
No me quiero ni imaginar qué tipo de "anestesia" le habrá "administrado" al "paciente".

De locos, de verdad, no ya que existan tipos a los que le flipe sufrir físicamente como nuestro prota y coconita más arriba firmante, sino que hayan tipos dispuestos a ganar pasta a base de llevar a buen puerto los deseos de aquellos y sobre todo, que las administraciones públicas lo permitan.

Me callo es comentario final que es lo que sería transcribir lo que ahora siento, no vaya a ser que consiga herir la sensibilidad de más de uno de esos a los que le gustan "sufrir".

indignante

Principe Naranja dijo...

pobre sujeto, jejeje en fin , que acepte las consecuencias de sus actos

La chica de ayer dijo...

Ay, no me tortures así que soy capaz de marearme!!!!!

Bort dijo...

huuuuu!!! POBRE WEY, oye yo tengo las fotos del procedimiento de la primera chava, las kieres, te las corró para que le muestres a la perrada...


Pobre pendejo el otro wey...
no ma se le hizo cagadisimo! wuau... pensé que le gustaba tener longanizas en el vientre y pecho! no ma... que asco de wey, dañarse a lo imbecil.

chOcolAte sEnXuAl dijo...

ay ay ay aaaaaaaaaaaaaaaayyyyyyyyyyyyyy

como te extrañaba vizarro

wuakala

permiteme tantito.................................................

perdon tuve que ir al bañio jejeje

siempre he querido un tatoo pero por ancas o ranas no me lo he hecho , la ultima vez a dos metro de hacermelo jaja preferi salir corriendo pero esta tecnica me parece por demas enferma. Mmm mejor lo sigo pensando XD

Lulu... dijo...

Asuuuu Mare!!!
Que impresionate esta esto!!
No inventes !!
Pero pss mis respetos para esa gente, cada quien vive y hace de su cuerpo lo que quiere.
Un beso

Anónimo dijo...

que desastre eso es un asco yo tengo un queloide en mi brazo y despues de ver esto no me lo toco ni en pedo y encima lo cocieron al gordo como un matambre y en una camilla cualquira de hacer tatuajes el tipo que lo opera tiene tatuajes hasta por el orto huuu chau pegate un tiro matate

PATY dijo...

Esta gente está verdaderamente loca, no puedo creer al grado que hemos llegado... sin palabras. Saludos a Tito y a Lupe su prima que son mis compas

Espingarcita dijo...

Pues ese hombre en un tiempo más o menos breve volverá para quitarse de nuevo los queloides que le van a resurgir, más grandes, atroces y más extensos (aparte de dolorosos). No es nada recomendable operarlos quirúrgicamente. Algunos médicos "los temen más" que a los tumores cancerígenos. Lo digo por experiencia.
Antes de hacerse cualquier cosa (y más llegando a estos extremos) hay que informarse con un MEDICO de las posibles consecuencias, aunque a veces aparecen por pura mala suerte (heridas insignificantes, cicatrices de operaciones...hasta por pinchazos de vacunas!).

Menuda se ha preparado el chaval. Y lo que le queda... .